Frente a la insuficiencia de los anuncios del Poder Ejecutivo Nacional, la Fundación Libertad y Progreso presenta las propuestas principales de un programa económico de transformación

Ante la ausencia de un verdadero y concreto plan económico del Gobierno Nacional, los referentes de la Fundación Libertad y Progreso, Manuel Solanet (Director de Políticas Públicas); Agustín Etchebarne (Director General) y Aldo Abram (Director Ejecutivo) hacen público un documento, con las propuestas concretas, de aplicación inmediata para transformar la crisis en un proceso sólido de desarrollo y creación de empleo productivo. Entre los beneficios destacan un crecimiento sostenido del orden del 6% anual a partir de 2023, permitiendo crear cuatro millones de empleos privados productivos en cinco años.   

Descargar el Plan Económico de LyP

Los economistas advierten que 2022 presenta un escenario sobreviniente de extremo peligro con una probable espiral inflacionaria acentuada por una huída del peso (una caída en la demanda de dinero) que no se corregirá con las medidas que anunció el gobierno. Además señalan que el mantenimiento de los controles de cambio sostendrá la amplia brecha cambiaria y el consecuente drenaje de reservas.  Esta circunstancia y la no corrección del déficit fiscal, dificultarán el cumplimiento de las metas acordadas con el FMI. También señalan el sostenimiento de un Riesgo país elevado a pesar de la reestructuración de la deuda con ese organismo.  Debe salirse del bajísimo nivel de inversión privada y pública; del actual retraso en salarios y jubilaciones; del déficit fiscal primario en niveles del orden de 5 puntos del PBI y déficit financiero más cuasifiscal  del orden de 8 a 9 puntos del PBI.

El documento difundido expone resumidamente de reformas entre las que se destacan: la reforma laboral; reforma de la administración nacional para reducir sustancialmente su tamaño; la reducción gradual de planes sociales; reducción hasta la eliminación de los subsidios a la energía y al transporte normalizando en un plazo prudencial las tarifas; la reforma previsional comenzando por la elevación de la edad jubilatoria igualando mujeres y varones en 65 años, llegando a 70 en los próximos 10 años; una reforma Impositiva y de la Coparticipación Federal; una apertura externa con acuerdos de libre comercio; la desregulación y simplificación normativa, particularmente de las normas de la AFIP, del BCRA y de otros organismos regulatorios; y el fortalecimiento y respaldo de la moneda.

Manuel Solanet, el Director de Políticas Públicas en la Fundación Libertad y Progreso indicó que “Es necesario implementar estas reformas cuanto antes, incluso frente al panorama del corto plazo”.

Aldo Abram, Director Ejecutivo comenta que “el objetivo de estas reformas es sacar a Argentina del actual rumbo de decadencia y de crisis recurrentes. Estas reformas son las que todos los países que fueron exitosos han realizado en los últimos 50 años para adaptarse al actual contexto de globalización y darle más oportunidades de progreso a su gente. Nuestro país se sigue negando a seguir ese camino para así mantener los privilegios de muchas corporaciones a costa del bienestar de todos los argentinos”.

Agustín Etchebarne, Director General plantea “sabemos que las reformas estructurales serán muy difíciles de digerir políticamente, pero son imprescindibles para evitar una nueva explosión económica que haga saltar la pobreza por encima del 60%. El próximo gobierno enfrentará el duro dilema de hacer las reformas apostando a un rápido crecimiento sostenido desde el segundo o tercer año, o bien, hacer gradualismo lo que lo llevaría a caer en una crisis de proporciones mayores a las de 2001” concluyó.

Descargar documento completo en el siguiente Link: Para profundizar aún más visitar: https://www.libertadyprogreso.org/politicas-publicas/

Descargar el Plan Económico de LyP

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin