Alertan que se viene el primer incumplimiento con el FMI: costo de la energía dinamita la meta fiscal

IPROFESIONAL – El impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania conspira contra el cumplimiento de la meta de reducción del déficit fiscal primario a 2,5% del PBI prevista para este año en el acuerdo con el FMI, y algunas consultoras ya calculan un rojo algo superior a esa pauta.

Es que el conflicto bélico desencadenó una fuerte suba en el precio internacional de la energía lo que a su vez implica un fuerte aumento en el costo de las importaciones de ese rubro.

Ese incremento en el valor de las importaciones dificulta el cumplimiento al que se comprometió el gobierno con el FMI de bajar el nivel de gasto en subsidios energéticos, una cuestión central para el objetivo de reducir el rojo fiscal.

El recorte en subsidios energéticos es un tema por el cual el FMI venía presionando, y el consenso de los analistas, previo al inicio de la guerra, ya era que el ajuste de tarifas en luz y gas del 20% anunciado por el gobierno para la mayoría de la población era insuficiente para achicar sustancialmente el nivel de subvenciones.

Deterioro fiscal preocupante

Al mal dato de inflación de febrero se sumó otra cifra preocupante conocida esta semana: las cuentas del sector público nacional registraron ese mes un déficit fiscal primario -antes del pago de la deuda- de $76.283,5 millones, lo que representa un alza de 306% respecto a igual mes de 2021.

“Con una inflación acumulada en los últimos doce meses de 52,3%, la suba del desequilibrio en términos reales es de 167%”, indicó un análisis de PPI que destacó que “el resultado primario acumulado de febrero desilusionó, ya que no sólo fue el peor de la administración de Alberto Fernández, sino que es el peor desde 2016”.El déficit fiscal en febrero alcanzó a 0,1% del PBI, y en primer bimestre suma 0,13% del PBI El déficit fiscal en febrero alcanzó a 0,1% del PBI, y en primer bimestre suma 0,13% del PBI

El resultado negativo es producto de un alza en los ingresos totales de 61,5% interanual, frente a un aumento del gasto de 70% interanual.

En la consultora ACM precisaron que los ingresos en términos reales (descontando la inflación) subieron 6% mientras que las erogaciones primarias se expandieron 11,6%.

Así, el desequilibrio fiscal primario en el primer bimestre del año sumó $92.281,5 millones lo que representa un 0,13% del PBI. En ACM señalaron que ese rojo significa “un empeoramiento respecto al superávit de 0,01% del PBI” verificado en igual lapso de 2021.

Frente a estos números del primer bimestre, Eugenio Marí economista jefe de la Fundación Libertad y Progreso advirtió que “el cumplimiento de la meta de déficit primario es algo que se vuelve cada vez más desafiante” dado que por “la suba de tarifas y el efecto del alza de precios internacionales por el conflicto bélico, el gasto en subsidios económicos subirá”.

“Todo se ha planteado en un esquema de recuperación de la inversión pública y expansión real del gasto. Pocas señales fiscales para pensar que se cumplirá la meta”, juzgó.

En PPI detallaron que “la meta fiscal del acuerdo con el FMI que está en pesos, para el primer trimestre es de $222.300 millones (equivalente a 0,32% del PBI), por lo que el desequilibrio primario de marzo no podría excederse de $129.300 millones”.

En ese marco, en Facimex Valores afirmaron que “hacia delante, será clave frenar el deterioro fiscal y ganar margen de cara a las metas del segundo semestre de 2021, que serán más desafiantes porque demandarán una baja del déficit”.El gasto primario se aceleró durante febrero impulsado entre otros factores por los subsidios energéticosEl gasto primario se aceleró durante febrero impulsado entre otros factores por los subsidios energéticos

Gasto creciente en subsidios energéticos

Un informe de LCG remarcó que en febrero “el gasto en subsidios aumentó 17% anual real, y 28% en el caso de los subsidios destinados a energía” lo que “implica prácticamente duplicar los pagos nominales respecto a un año atrás”.

El acuerdo con el FMI contempla reducir el déficit fiscal primario desde el 3% del PBI registrado en 2021 a un nivel de 2,5% del PBI en 2022. Y como meta indicativa prevé que los subsidios a la energía bajen 0,6% del PBI, lo que significaría que pasen del 2,3% del PBI de 2021 a 1,7% este año.

En ACM puntualizaron que los subsidios a la energía en el primer bimestre del año totalizan $196.721,5 millones (0,2% del PBI) lo que refleja un aumento frente igual lapso de 2021 cuando alcanzaban a 0,16% del PBI.

“Esta evolución no parece ser consistente con la intención expresada hacia el FMI. La situación internacional con fuertes presiones sobre los precios energéticos deteriora las perspectivas en este frente”, señalaron.

Un informe de Delphos Investment proyecta que en 2022 “los subsidios económicos crecerían hasta 0,2% del PBI por una combinación de mayores precios de la energía importada (GNL., gas importado a Bolivia, gas oil y fuel oil), aceleración de la depreciaiación del tipo de cambio oficial, y una suba de tarifas energéticas moderada que hará efecto sobre todo a partir del segundo semestre”.Por la suba en el precio internacional de la energía, los analistas no ven factible reducir los subsidios energéticos este año en 0,6% del PBIPor la suba en el precio internacional de la energía, los analistas no ven factible reducir los subsidios energéticos este año 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin