Consultoras prevén una inflación del 6% en agosto con un piso del 90%

CLARÍN – Costo de vida – El registro de inflación de agosto marcará que el índice ya lleva seis meses por encima del 5%. Para el mes que estamos transitando, los economista anticipan que se ubicará entre el 6% y el 6,5%. Y se perfila a cerrar el 2022 con el 90% como piso.

Para Econviews, la suba de agosto será del 6,4%, impulsada por Transporte, Alimentos, Vivienda y Salud.

Para la consultora C&T será del 6,5%, mientras para Marina Dal Poggetto dará cerca de 6,10% y en el Estudio Ferreres proyectan un 6,3%.

El pronóstico de Analytica es que el registro de agosto será de 6,4% y esto llevará a la inflación anual al 92%, lo que sería el registro más alto desde 1991.

El IPC GBA de Ecolatina marcó un alza del 6,3% en la primera quincena de agosto versus el mismo lapso de julio. La buena noticia es que esto representa una desaceleración de 1,6 puntos porcentuales respecto al mismo período del mes pasado, cuando había sido de 7,9%.

«Para el mes completo proyectamos un 6,2%, por lo cual acumularía en el año un 53,1%», indican desde Ecolatina.

En esta medición, los rubros que empujan la inflación de agosto son el aumento de 40% en colectivos y trenes en el AMBA, a lo que se le suma la ronda de actualizaciones de precios en prepagas (11,3%) y expensas (8% en promedio).

En la zona del 6,2%

«Todo esto, sumado a una inercia que parece difícil de disipar en el corto plazo y un mayor deslizamiento cambiario, ubicarían al índice del octavo mes del año en la zona del 6,2%», anticipan.

Al interior del índice los capítulos con mayor evolución fueron Equipamiento y mantenimiento del hogar (8,4%) y Atención médica y gastos para la salud (7,8%), mientras que Alimentos y bebidas trepó por encima del promedio (7,2%).

Dentro de este último capítulo se destacaron los incrementos en verduras (17,7%), azúcar (24,4%), fideos (10,4%) y fiambres, embutidos y conservas (8,5%).

Piso del 90% anual «Agosto va a mostrar una menor inflación que julio, porque en las últimas semanas hubo una mayor tranquilidad y eso trajo una menor caída en la demanda de dinero, que se venía desplomando en las semanas anteriores, generando un fuerte impacto en pérdida de poder adquisitivo del peso», apunta Aldo Abram, economista de Libertad y Progreso.

«Esta mayor tranquilidad se está viendo acompañada por un Banco Central que ha decidido ser menos expansivo y eso es el resultado del aumento de las tasas de interés que anunció recientemente. Como la maquinita no va a andar tan rápido como antes y la demanda no se va a caer tan rápido, la expectativa es que hacia adelante los índices de inflación sean menores».

Quita de subsidios

«Este mes esperamos un registro del 6%. En los meses siguientes habrá que ver cómo impacta la quita de subsidios a las tarifas -que se va a hacer en cuotas- en el Indice de Precios al Consumidor (IPC) «, agrega Abram.

Para el economista Santiago Manoukian, «de cara a los próximos meses, la falta de un ancla robusta que estabilice las expectativas, ajustes en tarifas, reapertura de paritarias y un sostenido crawling peg (la devaluación diaria del tipo de cambio oficial) contribuirán a una mayor persistencia del fenómeno inflacionario».

«Aún estimando una desaceleración en los últimos cinco meses del año, que podría estacionarse en la zona del 5% mensual, proyectamos que la inflación cerraría el año con un piso del 90%», señala el analista de Ecolatina.

Como se ve, cada vez más pronósticos se acercan al temido 100% de inflación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin