Del 4,9% al 5,3%: El backend de la inflación

Fundación Libertad y Progreso
Analista económico
Lic. en Economía de la UCEMA
https://www.linkedin.com/in/santiago-casas-991a05230/

URGENTE 24 La inflación provoca controversias… hasta cuando baja. De acuerdo a lo observado en cuentas en redes sociales de varios economistas, varios arrojaron dudas sobre la verificación del INdEC de que el índice de Precios al Consumidor Nivel General (IPC) de noviembre creció 4,9%. Un formador de opinión muy influyente le dijo a Urgente24: “Si el índice comenzaba con 5, de todos modos era un éxito y nadie cuestionaba nada pero ¿vale la pena truchar el índice de 4 a 5 sólo para satisfacer el qué dirán algunos?”.

Él agregó algo más:

  • “Hay 2 problemas importantes con Sergio Massa:
  • Por un lado, está yendo en contra de lo que pronosticaba gran parte de los economistas;
  • Por otra parte, su éxito lo convertiría en presidenciable. Muchos quieren acotarlo”.

Pero ¿quién le quita la alegría a Massa, en especial porque en simultáneo, concretó un gran ‘roll over’ de la deuda del Tesoro Nacional? “Cerramos el año con el Tesoro financiado por el mercado y sin haber recurrido al Banco Central. Cumplimos con el compromiso”, dijo al clausurar el evento anual del programa Propyme, del Grupo Techint, junto al titular de la compañía, Paolo Rocca.

En definitiva, cierra diciembre con una baja importante en la variación de precios y un ‘rollover’ de deuda de más de 201% de los vencimientos.

Es cierto que cuando muchos consumidores van al supermercado, los precios de las góndolas impiden tanto optimismo. Esa es la parte que falta: que las estadísticas coincidan con lo doméstico. No es un evento menor. Por eso el BCRA no aumentará las tasas de interés, con el argumento de reforzar la estabilidad.

Economía pide paciencia mientras insiste en que se mantiene elevado el consumo, que decrece en otras latitudes.

Los parches

Vayamos al otro lado de la Grieta (que sin CFK ya no es tan política sino macroeconómica). Hay apuntes muy diversos. 

Por ejemplo, Santiago Casas, economista de la Fundación Libertad y Progreso

En un contexto de subas en la tasa de interés de la deuda en pesos y desaceleración de emisión, gracias a un mayor endeudamiento, era esperable que se modere la suba del IPC. Sin embargo, así se agrandan los problemas hacia delante. El rubro con mayor aumento fue “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles”, en un 8,7%, por la quita de subsidios en las tarifas. No hay fundamentos para pensar que se va a reducir la inflación sostenidamente con las políticas que lleva adelante el gobierno. Sin un plan de estabilización llevado adelante por un gobierno creíble, donde se dé una solución a la deuda en pesos y se reduzca el déficit fiscal, la inflación seguirá en niveles altos. 

La cuestión de los ‘parches‘ también aparece en los comentarios de Idesa (Instituto para el Desarrollo Social Argentino): 

A largo plazo, el foco debería estar puesto en ordenar el gasto para reducir el déficit fiscal. Es necesario dejar de tomar medidas que cumplen la función de ‘parches’ a corto plazo y pensar en un ordenamiento integral del Estado que permita solucionar aquello que presiona sobre los dólares y las reservas: la emisión monetaria y el endeudamiento público. 

Sin embargo, Massa considera indispensable en esta coyuntura trabajar con lo que sus críticos denominan ‘parches’

Su realidad política afirma que él asumió en un contexto de

  • gran debilidad del gobierno de Alberto Fernández,
  • horizonte corto y
  • expectativas de explosión en una megadevaluación del peso,

“¿qué podía hacer que no fuesen ‘parches’ pero que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos / consumidores / usuarios / contribuyentes / electores?”, es su enfoque. 

Idesa recuerda las nuevas expectativas adversas de gran parte del mercado: 

“Desde que asumió Alberto Fernández el stock de deuda denominada en moneda extranjera está estancado en torno a los US$ 250.000 millones, pero el stock de deuda nominada en pesos casi se duplicó, pasando de US$ 70.000 millones a US$ 130.000 millones. En el corto plazo, según datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), el gobierno tiene vencimientos de títulos (bonos y letras) en pesos equivalentes a unos US$ 42.000 millones entre diciembre de 2022 y junio de 2023, valuados a dólar mayorista, que es al cual accede el gobierno. Vale decir que en poco más de medio año se vence, solo por la deuda en moneda local, el mismo monto que el FMI le otorgó al país en 2018.” 

Un colaborador de Massa dijo: “Es cierto ¿ahora entienden el festejo por el ‘roll over’ de diciembre? Así que la estadística esa hay que ajustarla ¿no?”. 

Luego el funcionario pasó la planilla de cotización de cierre de los bonos globales en dólares de la Argentina, en un escenario de incremento de tasas de interés en USA, Suiza, Inglaterra y la Eurozona: subas de entre 1% y 2,10% a lo largo de toda la curva de vencimiento; solidez del bono GD38 y riesgo-país bajando 15 puntos básicos, a 2.227 puntos.