Dolarización y bimonetarismo: ¿es viable en nuestro país?

Aldo Abram
Director Ejecutivo en Libertad y Progreso

Sudamericana – Para Aldo Abram, el bimonetarismo no es otra cosa que vivimos otra cosa “que lo que vivimos a diario los argentinos, nada más que sin intromisión absurda y arbitraria de los gobiernos diciéndonos quién puede comprar dólar en tal o cual mercado”. De hecho, tenemos un “país bimonetario porque nuestros políticos hicieron uso abuso de este tipo de restricciones en la historia del Banco Central y abuso del financiamiento que brinda esta entidad”.

 

Los países que son vecinos tienen tasas de inflación en un año que “nosotros tenemos en un mes y por ahí la mitad que tenemos en un mes”.  El Banco Central en la Argentina “se dedicó a producir todos los pesos que le demandan los gobiernos de turno para financiar sus excesos de gastos, mucho más de lo que demanda la gente. Entonces cualquier cosa que se produzca hace perder poder adquisitivo y las cosas van a salir “cada vez más caras”.

De esta manera, la gente busca refugio de valor en otra moneda. “Ellos (los políticos) nos forzaron a hacerlo; lo hacen para que huyamos de los pesos y los queramos sacar de la Argentina, con las malas políticas que implementan y con este tipo de restricciones y por lo tanto no hay dólares.

El destacado profesional sostiene que todos los argentinos tienen más de 200 mil millones de dólar en ahorro en sus hogares. “Cada vez hay menos dólares en argentina con estos disparates”, porque el cepo lo que hace es “destruir” los dólares y que haya cada vez menos.

Afirmó que cuantos más pesos tenemos, más pueden cobrar impuestos inflacionarios para financiar sus excesos de gastos: “algo que no pasa en otros países”, dado que “quieren seguir estafándonos con una moneda local para seguir financiándose”.  Y añadió: “No es que somos adictos al dólar, sino que tenemos que defendernos de esa estafa”.

Asimismo, el financista explicó que el tipo de políticas de dolarización que intentaría aplicar Javier Milei ante un eventual triunfo en las elecciones generales, “no es inmediato establecer una dolarización”, pero “sí es urgente”, porque salir ordenadamente del cepo generará un costo social y político. “Si no lo hacemos de forma ordenada habrá hiperinflación y crisis cambiaria y monetaria”, destacó.

Tanto el equipo de Patricia Bullrich como el de Javier Milei plantean una salida ordenada, con un Banco Central independiente que no podría prestarle al gobierno, como tienen los países vecinos. “Puede llevar tiempo, unos 4 o 5 años” tener “un dígito de inflación anual”, afirmó.

Pero ese es “el camino bimonetario”, donde la gente va a poder manejarse con la moneda que quiere, al haber menos inflación va a usar más el peso”, explicó.

La salida bimonetaria es lo que vivimos con el gobierno de Cambiemos en el 2017, donde se mantuvieron algunas restricciones que se “fueron desarmando” con el correr de los meses. “No es que la gente salió corriendo a deshacerse de los pesos”, destacó Abram. Si es ordenada, la gente tendrá más credibilidad en el peso y lo va a demandar más. Luego hay que sostenerlo en el tiempo, explicó.

Buscar