• Inicio
  • Economía
  • El Banco Central frenó la baja de la tasa para evitar que suba la brecha entre dólares y aumente la inflación

El Banco Central frenó la baja de la tasa para evitar que suba la brecha entre dólares y aumente la inflación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El Banco Central dispuso mantener sin cambios el límite inferior de la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) en 50%. Luego de la reunión semanal del directorio, la autoridad monetaria decidió no efectuar modificaciones luego de dos semanas consecutivas con recortes.

El jueves pasado, el organismo había aplicado una reducción del límite inferior de la tasa de interés de Leliq de dos puntos, por lo que había pasado de 52% a 50%. Además, días atrás había decidido comenzar a ofrecer al mercado Leliq (Letras de Liquidez) a 7 y 14 días de plazo con el fin de “mejorar la transmisión en la tasa de política monetaria y favorecer un mejor control de las condiciones de liquidez”.

“Las recientes modificaciones a las subastas, que implicaron comenzar a ofrecer al mercado Leliq a 14 días, resultan en una baja de la tasa de interés de referencia en términos efectivos”, argumentó este jueves el Banco Central en un comunicado.

 Que el Banco Central haga una pausa en la baja de tasa de referencia, frente a la presión en la brecha entre el dólar oficial y los dólares libres, es positivo (Federico Furiase)

En tanto, resaltó que «seguirá monitoreando el comportamiento de las tasas de interés reales y el desempeño de la economía, en el marco de los avances del acuerdo económico y social y Precios Cuidados».

“Que el Banco Central haga una pausa en la baja de tasa de referencia, frente a la presión en la brecha entre el dólar oficial y los dólares libres, es positivo”, remarcó el director de Eco Go, Federico Furiase, en declaraciones a Infobae.

“Entre el ruido con la deuda de la Provincia y la incertidumbre en torno a la reestructuración de la deuda soberana, el dólar contado con liquidación llegó a 84 pesos. En consecuencia, el Banco Central tiene que aspirar pesos en febrero, el Gobierno apurar la reestructuración soberana y la Provincia contener el riesgo de default”, sostuvo el economista.

Cabe recordar que esta semana, el Gobierno envió al Congreso un proyecto de ley para la reestructuración integral de la deuda pública, en tanto que la provincia de Buenos Aires anunció que extendió el plazo hasta el 31 de enero para que tenedores del bono 2021 den consentimiento para diferir el pago del capital por 250 millones de dólares.

Miguel Pesce, titular del Banco Central (BCRA). Photographer: Maria Amasanti/Bloomberg

Miguel Pesce, titular del Banco Central (BCRA). Photographer: Maria Amasanti/Bloomberg

No obstante, agregó que pese a no bajar la tasa hay un riesgo de que ya sea tarde para hacerlo dado el salto en la brecha que hubo el jueves y que dejó la cotización dólar contado con liquidación por encima del dólar oficial.

“Es una buena señal no seguir bajando la tasa para la reconstrucción de la curva de deuda en pesos que se necesita para hacer frente a los vencimientos y que eso no te genere más presión en la brecha cambiaria. Pero para eso no solamente necesitás el freno en la baja de tasas sino que hacen falta buenas noticias en torno a la negociación de deuda soberana en dólares y necesitás contener el riesgo de la provincia de Buenos Aires para seguir reconstruyendo la curva de deuda en pesos”, insistió Furiase.

En ese sentido, Aldo Abram, economista y titular de la Fundación Libertad y Progreso, señaló que es positivo que el Banco Central no siga bajando la tasa “porque evidentemente estaba expandiendo muchísimo la base monetaria”.

 Lo que se va a ver durante febrero, marzo y abril es una fuerte suba de los tipos de cambio paralelos si el Banco Central no saca los excesos de pesos emitidos (Aldo Abram)

“A fin de año tenemos preferencias por tener billetes en el bolsillo para enfrentar los gastos de las fiestas y las vacaciones. El problema es que esa demanda inicial luego se revierte y si el Banco Central no absorbe esos pesos que ha emitido, se va a ver reflejar en la caída del valor del peso y en los precios de los bienes y servicios. Es decir, en un aumento de la inflación”, aseguró.

Añadió que lo que se va a ver durante febrero, marzo y abril es “una fuerte suba de los tipos de cambio paralelos si el Banco Central no saca los excesos de pesos emitidos”. Y concluyó al afirmar que “hasta puede implicar tener que subir la tasa nuevamente para poder absorber esos pesos”.

Cabe recordar que la baja en la tasa de interés fue puesta en marcha por la actual gestión el 19 de diciembre, cuando decidió instrumentar un recorte de cinco puntos básicos, de 63% a 58%. Luego, en tres oportunidades más el Banco Central bajó nuevamente la tasa: tres puntos porcentuales en las dos primeras y dos puntos en la última, para dejarla en 50%, con lo que sumó un retroceso de 13 puntos porcentuales a lo largo de este período.

ULTÍMOS ARTÍCULOS

ArticulosRelacionados

INSTITUCIONAL