El fin de Hong Kong como un símbolo de libertad

Ha publicado artículos en diarios de Estados Unidos y de América Latina y ha aparecido en las cadenas televisivas.

Es miembro de la Mont Pèlerin Society y del Council on Foreign Relations.

Recibió su BA en Northwestern University y su Maestría en la Escuela de Estudios Internacionales de Johns Hopkins University.

Trabajó en asuntos interamericanos en el Center for Strategic and International Studies y en Caribbean/Latin American Action.

CATO – Con su imposición de una ley de seguridad nacional sobre Hong KongPekín viola la autonomía del territorio a un grado que fundamentalmente subvierte el sistema liberal que hizo de Hong Kong una de las historias de éxito más destacadas del mundo. El sistema de Hong Kong —basado en un Estado de Derecho sólido y un alto grado de libertades económicas, personales y civiles tales como la libertad de expresión y de asociación— permitió a sus ciudadanos surgir de una pobreza generalizada hacia un nivel de prosperidad que excede incluso aquel de su otrora colonizadora, Gran Bretaña. Este es el sistema que también ayudó a inspirar las reformas de mercado en la China continental, conduciendo a que durante las últimas cuatro décadas se hayan logrado extraordinarios avances en el bienestar humano allí también.

La represión de China sobre Hong Kong refleja el giro problemático del Partido Comunista hacia el nacionalismo y el fortalecimiento del autoritarismo durante  la presidencia de Xi Jinping. Como bastión de la libertad humana, el sistema de Hong Kong se volvió cada vez más incompatible, e incluso amenazante, para una China cada vez más agresiva. La nueva ley de seguridad nacional disminuirá todos los aspectos de la libertad en Hong Kong. Debilitará el Estado de Derecho, aumentará la auto-censura por parte de la prensa y otros, restringirá a la sociedad civil, aumentará la arbitrariedad en la gobernanza local, y politizará las decisiones empresariales, incluso aquellas acerca de dónde y con quién invertir y a qué caridades o causas respaldar. En pocas palabras, la nueva medida reducirá las libertades económicas, personales y civiles en Hong Kong y pone un fin definitivo a la ciudad como un símbolo de libertad humana.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

ULTÍMOS ARTÍCULOS

ArticulosRelacionados

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES