Las prohibiciones y el exceso de regulaciones derrumban la democracia y los ingresos

Consejero Académico en Libertad y Progreso

INFOBAE El manejo de la coyuntura y de la pandemia desanima, cuando los presidentes Kirchneristas llevan gobernando 15, de los últimos 19 años.

El gráfico muestra la evolución de los cuatro componentes del Índice de Confianza de la Universidad Torcuato Di Tella, en el eje vertical izquierdo, y el valor mensual de las exportaciones argentinas, en dólares constantes, deflacionados por la tasa de inflación de los EEUU, en el eje derecho.

Tras la implosión institucional de 2002, la extraordinaria bonanza de los precios internacionales de las materias primas expandió las exportaciones y contribuyó al fuerte aumento de los índices de confianza de los consumidores hasta 2008. Luego, oscilan acompañando las ventas externas, crecientemente ahogadas por mayores impedimentos. 2021 es el primer año que la notable suba de los ingresos por el intercambio comercial no contagia los índices de confianza, resultado de las crecientes regulaciones y restricciones de cambio y cupos.

Ante los conflictos, el Gobierno restringe actividades y favorece a sectores afines, sin medir los costos presentes y futuros.

Durante los primeros tres mandatos de los Kirchner 2003/2015, la bonanza exportadora recompuso la confianza y el ingreso por habitante, medido de dólares, por encima del crecimiento mundial.Ante los conflictos, el Gobierno restringe actividades y favorece a sectores afines, sin medir los costos presentes y futuros

El gráfico siguiente mide la relación PBI per cápita de Argentina respecto del mundo. Era apenas el 60%, en 2003, y llegó a 147%, en 2015. Para volver a caer a 77% en 2020. Conviene puntualizar, el ingreso por habitante era 175% del mundial, en 1998. Y más de 300% en 1980. Con tan violentas variaciones hay razones para sentirse frustrado.

Es normal que las personas se sientan disconformes cuando bajan sus ingresos. Si fueran elevados, cada trabajador, empleado, empresario, se sentiría agradecido con lo conseguido en los mercados de bienes y servicios con su trabajo. Atendiendo clientes y comprando en mercados obtiene muchísimo más que trabajando exclusivamente para sí mismo, sin intercambiar con otros. Complace tener empleos, empresas y mercados competitivos.

Las organizaciones económicas valorizan, abren oportunidades, a los ingenios humanos. Los recursos crecen continuamente con la población, conocimientos y libertades, excediendo las escasas habilidades individuales, incluidas de los gobernantes.Complace tener empleos, empresas y mercados competitivos

La humanidad conectada comercialmente, conforma una red de inteligencias, multiplicando los bienes en condiciones muy superiores a los de cualquier grupo de dirigentes políticos. Simplemente, por el poder liberador de los 8.000 millones de habitantes intercambiando entre sí el fruto de sus esfuerzos.

Regla básica del intercambio

La comunicación de la red fluye con señales, normas consensuadasCuanto menos varíen las reglas, lenguajes, valores, que delinean las decisiones, a través de las ocasiones, más precisamente estarán coordinadas las actividades. En cambio, las reglas irregulares, imposiciones forzadas, vallados y protecciones particulares, entorpecen producir. Enseña la Torre de Babel: súbitas alteraciones idiomáticas impiden continuar la obra.

Los planes individuales pueden llevarse a cabo exitosamente en tanto los criterios sean justos (iguales para todos), estables y las contrapartes respeten las restricciones anticipadas. La confianza y la competencia condicionan actividades y patrimonios.La pandemia confirma cada variación de reglas conlleva esfuerzos adicionales para adaptarse.

No bastan los convenios privados. Cada vida y posesión suele ser molestada por infinidad de actores que ninguna gobernanza particular puede prevenir. Entonces los derechos se completan estructurando distintos instrumentos de medición y diferentes gobernanzas superpuestas, especializadas en contener apropiaciones indebidas y remunerar acciones valiosas. La confianza y la competencia condicionan actividades y patrimonios (EFE)
La confianza y la competencia condicionan actividades y patrimonios (EFE)

El arte estriba en acertar áreas de colaboración en un mar de coincidencias y opiniones discrepantes. Necesitamos arreglos complejos para aventar los abusos y expandir las ganancias de especializarse, consiguiendo reglas iguales para todos.

Recursos productivos son las instituciones de la democracia que conforman las libertades de contratar. Los 8.000 millones de humanos son todos diferentes. Los genes y ambientes los hacen distintos, especiales, en algún grado. Situación extremadamente relevante a nivel privado pero imposible de valorar para los gobernantes, planificadores. No debiera sorprender que las libertades y derechos más certeros consigan mayores ingresos. La competencia induce a especializase en lo que mejor convenga a cada uno, descubriendo progresos, oportunidades. Esta colaboración se acentúa liberando trabas artificiales. Ningún gobernante puede decretar lo mejor para cada individuo. Nadie puede resolver mejor que uno mismo.Recursos productivos son las instituciones de la democracia que conforman las libertades de contratar

El planeta está regado de obstrucciones y de enfrentamientos superables, que denuncian las brechas de ingresos nacionales, las cuales van desde un mínimo de 250 a un tope de 86.000 dólares anuales promedio por habitante. Las naciones más libres tienen mayores ingresos, mostramos en notas anteriores en Infobae.

El pilar del marco institucional

Según Robert Cooter la democracia descansa en el marco institucional que establecen las leyes deseadas por la población, equilibrando la voluntad del Ejecutivo con las pasiones populares. La Justicia razona haciendo las leyes se apliquen coherentes con el ordenamiento constitucional. La característica de la democracia es el protagonismo de la ciudadanía y el respeto por el otro, evitando conflictos redistributivos. Con ese fin, la oposición tiene la responsabilidad de hacer oír las voces contrarias y acercar consensos. Los gobernantes sienten su vigilancia en las votaciones y los mecanismos de control continuo a que están sometidos. El peligro son usurpadores contraviniendo los objetivos y derechos individuales de la Constitución. De Cuba nos diferencia el agobio de las prohibiciones. De EEUU, el aliento de las libertades.La democracia descansa en el marco institucional que establecen las leyes deseadas por la población, equilibrando la voluntad del ejecutivo con las pasiones populares (Europa Press)La democracia descansa en el marco institucional que establecen las leyes deseadas por la población, equilibrando la voluntad del ejecutivo con las pasiones populares (Europa Press)

Las negociaciones facilitan alcanzar acuerdos sostenibles y el ámbito especializado es el Congreso. Lograr que las razones prevalezcan requiere debate argumentado y para eso está la Justicia. Movilizar las opiniones que apasionan a la población necesita las Campañas políticas. Cumplir los objetivos sancionados requiere voluntad coordinada por el liderazgo del Ejecutivo.La democracia peligra si los poderes tuercen su función. Idiologías y líderes dominantes suelen usurpar la democracia, inclinando las decisiones en su favor

La democracia peligra si los poderes tuercen su función. Idiologías y líderes dominantes suelen usurpar la democracia, inclinando las decisiones en su favor. La Argentina viene pifiando el rumbo por décadas. En lugar de facilitar las actividades competitivas, como el agro, las entorpece. Erramos alentado ocupaciones improductivas. Remover obstáculos es la vía del progreso para los 8.000 millones de humanos; los autócratas prohiben. Este gobierno impide despedir personal. Circular, escolaridades, importar, exportar, vender libremente, elegir la salud y disponer las ganancias. Autócratas mandan a extranjeros levantar los bloqueos olvidando los que ellos imponen a sus propios pueblos.

No sorprende la decadencia, ingresos y vidas humanas perdidas.

Funcionamiento ideal del Estado libre

Intereses. Las personas tienen intereses contrapuestos. La democracia es la competencia para que los políticos encuentren coincidencias, tarea centrada idealmente en el Congreso.

Razón. La democracia engloba el imperio de la ley, para lo cual los jueces deben aislarse de las presiones políticas. Pero el poder sin competencias se corrompe. James Madison opina que a más poder de los funcionarios más necesarias son las elecciones populares. Distanciar las decisiones estatales de los votantes debilita las motivaciones para servir a la población.

Pasiones. El pueblo no tiene la preparación ni interés para seguir argumentos dilatados antes de emitir su voto. La pasión de las campañas electorales es el atractivo para interesarlos. Los sontimientos inciden más en los ciudadanos que en los jueces. De ahí que los políticos apelen a la oratoria, gestos, símbolos para influir en los votantes.

Voluntad. Como las pasiones son inestables, la voluntad gobierna impulsos momentáneos y enfoca objetivos consistentes. El Poder Ejecutivo provee el liderazgo para conseguir los objetivos planteados, por su capacidad de dirigir la burocracia y a los miembros de su partido.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES