“Van a atrasar el dólar mayorista y en los 6 meses luego de las elecciones lo van a subir un 30%”

El economista director de la Fundación Libertad y Progreso, Aldo Abram, señaló en diálogo con EL LIBERAL que en su perspectiva, los mercados a tener en cuenta en relación a la cotización del dólar y su impacto en la economía son los tipos de cambio financieros (CCL y MEP) “que son mercados mucho más grandes que el del dólar paralelo y reflejan una tendencia en depreciación del peso y el temor e incertidumbre que lleva a la gente a desprenderse de pesos y comprar dólares”.

El analista señaló que “siguiendo estos mercados, lo que uno ve es una expectativa que en estas elecciones no pase lo mismo que pasó en 2019 después de las Paso y es lógico que sea así porque en aquel momento teníamos una crisis de credibilidad muy fuerte y se descontaba que ganaba un gobierno conformado por el kirchnerismo, con todo lo que significaba en términos de un camino populista intervencionista, estatista, lo cual generó pánico y por eso en aquel entonces hubo un salto fenomenal del dólar, por lo que hubo que poner un cepo”.

Agregó que en cambio ahora, “pareciera que el Gobierno tiene las divisas como para llegar a las elecciones de noviembre con el mercado de cambio mayorista muy atrasado, por lo tanto eso implica como todo precio máximo cuando se pone muy bajo, que en el supermercado se vacía la góndola, pero en el mercado del cepo no se puede vaciar, porque la góndola la tiene que llenar el Banco Central siempre con ese precio absurdamente bajo y lo hace con sus reservas”.

Para Abram, “claramente el Banco Central va a estar perdiendo reservas, pero creo que las tiene para cubrir ese mercado. También otros instrumentos: restringir más las importaciones y otro tipo de compras de dólares cepo, también puede subir la tasa de interés, intervenir en el dólar futuro, aún tiene un arsenal para controlarlo”.

Sin embargo, subrayó que “donde no puede controlar es en las operaciones de comprar dólares al tipo de cambio mayorista, comprar bonos del tesoro en dólares y luego venderlo en los mercados libres financieros en contra de pesos y de esa forma proveer a esos mercado de dólares porque eso es lo que hace. Para eso ya no tiene dólares suficientes. Sí los tiene para ir moderando su alza o sea que lo que se va a tener es un aumento de la brecha –entre dólares financieros y mayorista- hasta las elecciones, seguro. El punto es que para eso va a poder destinar muy pocos dólares. Es decir, va a poder moderar solamente el alza de los tipos de cambios financieros libres”.

No obstante, esta moderación tiene un límite: “Después de las elecciones no va a poder seguir moderando, por eso creo que va a pasar como en 2013 ó 2014. Porque hicieron lo mismo atrasando el tipo de cambio mayorista y después, porque no pueden seguir perdiendo reservas”.

Por ello, anticipó que “en los siguientes 6 meses van a subir un 30% el tipo de cambio mayorista y lamentablemente, todo lo que no se ha visto subir los bienes en el supermercado que dependen del tipo de cambio mayorista lo vamos a ver subir en el primer semestre de 2022 y todo eso lo vamos a ver en el empobrecimiento de la gente”.

La CAC advierte por el retraso del tipo de cambio real

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) advirtió sobre el “creciente retraso del tipo de cambio real”, en un contexto en el que el Banco Central revirtió la tendencia de principios de año y realiza diariamente ventas de dólares, en un intento de atenuar la suba de su cotización en los diferentes mercados.

“Se observa un creciente retraso del tipo de cambio real a partir de un control más estricto del tipo de cambio nominal” que “por segundo mes consecutivo aumentó su valor un 1% interanual, menor valor desde el período diciembre 2019-enero 2020”, sostuvo la entidad en su informe mensual.

Desde febrero, la política monetaria del Banco Central apuntó a realizar ajustes periódicos de la paridad oficial por la que la cotización del dólar siempre tuvo incrementos inferiores a la inflación, en un proceso inverso al ocurrido en 2020. En el octavo mes consecutivo de esa política, las advertencias de economistas y empresarios vinculados al sector exportador señalaron el riesgo de estar generando un retraso cambiario que podría afectar la competitividad externa. La CAC indicó que “el tipo de cambio real ha disminuido respecto a diciembre 2020 un 9,6% y acumula un retraso del 12,5% respecto al promedio histórico 2002-2020”.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES