¿Alcanzan las reservas del BCRA para llegar a fin de año?

DIARIO EL ARGENTINO – Todo esto en un contexto en el que además se deben afrontar pagos al Fondo Monetario Internacional (FMI). La autoridad monetaria continúa con las intervenciones en un intento por contener al tipo de cambio oficial pero la incógnita es cómo se comportará tras las elecciones legislativas del 14 de noviembre y si acelerará el ritmo de devaluación.

Además, el Central reforzó al cepo cambiario al impedirle a los bancos engrosar su posición en divisas al menos por lo que resta de noviembre y el dólar blue cerró el viernes en máximos con la brecha casi en 100%.

De acuerdo con los datos oficiales, las reservas finalizaron el jueves en u$s 42.576 millones. Según calculó el director ejecutivo de la fundación Libertad y Progreso, Aldo Abram, “las reservas netas para llegar a fin de año” se ubican en torno a los US$ 5.000 millones e incluso podrían estar “por debajo de ese número”.

“Tenemos vencimientos de interés y capital con el FMI y no es esperable que haya un acuerdo antes con el organismo, así que, va a haber que pagarlos”, sostuvo el economista. Sin embargo, estimó que “van a alcanzar las reservas netas hasta fin de año”.

“Es muy probable que no se vea que venden el oro, sino que usan todos los Derechos Especiales de Giro (DEGs) porque, en definitiva, usan parte de los dólares que encajaron los bancos en el Banco Central y que es muy poco probable que los bancos necesiten”, analizó. “Ante una eventualidad, que tendría que ser una corrida tremenda, siempre pueden vender las reservas de oro”, señaló.

De acuerdo con su punto de vista, para que no alcancen las reservas netas, debería haber una fuerte incertidumbre por el resultado electoral y los conflictos internos del Gobierno, lo cual se reflejaría en una “pérdida de reservas fenomenal”.

“La verdad es que hoy no parece el escenario más probable”, aclaró, y manifestó que “las reservas se están utilizando para mantener el retraso del tipo de cambio mayorista y para moderar la suba de los todos los tipos de cambio paralelos financieros”.

Estimó que, ante un panorama aún más complejo, lo más probable es que “se sigan usando para moderar el tipo de cambio mayorista y se deje de moderar los financieros”. “Por el momento, alcanzan para ambas cosas las reservas netas”, afirmó Abram.

En ese escenario, según estimaciones de Gra Consultora, si se consideran las intervenciones oficiales en el contado con liquidación y MEP, el Banco Central pierde más de US$ 350 millones promedio por mes desde julio. “El Banco Central sigue aumentando su intervención sin éxito en bajar brechas”, advirtió.

Los pagos al FMI

Mientras continúan las negociaciones con el Fondo Monetario, los próximos pagos al organismo multilateral también se centran en el eje de las preocupaciones del mercado.

Un informe de la consultora 1816 analiza: “El Gobierno seguramente esté analizando qué es más costoso, si pagar los u$s 3.400 millones que vencen con el Fondo en diciembre, enero y febrero mientras negocia, lo que llevaría a perder muchas reservas, o incumplir con los vencimientos de esos meses, lo que también llevaría a perder reservas (si asumimos que un ruido semejante implicará un nuevo salto en la brecha) o a seguir endureciendo el cepo”.

La consultora evalúa que “lo más probable es que, un poco más temprano o un poco más tarde, en el primer semestre de 2022 Argentina firme un acuerdo con el Fondo”.

Tras la gira del Gobierno por Europa, el representante de la Argentina en el directorio del FMI, Sergio Chodos, consideró que las negociaciones no deben representar para el país “la obediencia o la firma de un contrato de adhesión”.

“Una negociación no es la obediencia o la firma de un contrato de adhesión: tiene que tener la comprensión y el consenso del conjunto de la sociedad, además del de la política”, sostuvo el funcionario.

Chodos afirmó que al FMI “le conviene que la negociación final tenga un amplio consenso, tanto por razones económicas como políticas”.

Para Javier Timerman, socio de la empresa de servicios financieros AdCap y co-fundador de Banza, evaluó: “En los próximos meses, Argentina tiene que pagar US$ 3.400 millones, y si lo hace, va a tener repercusiones sobre sus reservas y va traer más brecha y más inestabilidad”.

“Ahora bien, si Argentina no paga, entra en una crisis mayor porque otros organismos internacionales le van a dejar de prestar al país y las empresas no se van a poder financiar”, apuntó.

“Lo que es obvio es que en algún momento, y cuanto antes sea, mejor, Argentina va a llegar a un acuerdo con el Fondo. Y con eso empezaría todo un proceso que implica un plan económico detrás”.

De ese modo, evaluó: “Hay que generar, con un plan económico y con estabilización política, credibilidad y confianza, ante variables como la brecha cambiaria, que condiciona tanto a la economía argentina”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin