Aldo Abram afirmó que la Argentina es “un barco que va hacia un iceberg”

Aldo Abram
Director Ejecutivo en

RED BOING – La elección de la coalición de Gobierno del Frente de Todos de Silvina Batakis como reemplazante de Martín Guzmán en el Ministerio de Economía de la Nación no causó grandes expectativas en los actores del mercado. 

Aldo Abram, consultor económico y financiero, señaló en diálogo con Nacho Russo: “La verdad es que el barco va hacia un iceberg. La clave es si lo vamos a esquivar o no. El capitán (Alberto Fernández) dice que el hielo no existe y la segunda al mando (Cristina Kirchner) dice que si aceleramos lo vamos a partir y seguimos bárbaro. Creo que estamos con una timonel nueva (Batakis) que está más cerca de la idea de Cristina. Va a acelerar, lamentablemente”. 

En ese marco, el especialista explicó que “estamos hablando de un presidente que afirma que estamos viviendo una crisis de crecimiento” y “una vicepresidente y gente que le responde que dicen que no hay problema con el gasto público y el impuesto inflacionario que empobrece a los argentinos; sino que todo está bien y hay que profundizarlo”. 

“Que inclusive, la emisión monetaria no genera problemas y claramente en esa dirección va la nueva ministra de Economía Batakis. No puedo esperar un cambio de rumbo”, añadió. Por ese motivo, adelantó que “habrá más inflación”.  

“Acá tenés un problema de diagnóstico, ya que la gran parte de los que gobernaron desde la democracia pensaron que el motor del crecimiento era el Estado y por lo tanto podían explotar el sector privado para crecer. Claramente, con eso lo único que logran es achicar al sector productivo. Cuando aparece alguien que dice que en realidad hay que apoyar a la gente que trabaja y los empresarios, resulta que después tiene miedo de enfrentarse a los costos políticos de romper con las corporaciones de estos desastres”, subrayó. 

Abram dejó en claro que la necesidad del Gobierno es centrar los gastos como “las finanzas de una casa”, donde “no estamos despilfarrando”. “El rearmado como país lleva entre 10 y 20 años, pasar a estar entre los que se acercan a los desarrollados. Pero lo relevante es poner un piso a esta decadencia para que en uno o dos años ya estemos creciendo y podamos dar más oportunidades a todo el mundo. El gran problema es que nos estamos empobreciendo día a día. Las reestructuraciones no se hacen de la noche a la mañana, se necesitan programas”, continuó. 

Para concluir, dijo que “el mejor plan social que se le puede dar a la gente es un trabajo”. “Todos los Gobiernos compiten por ver quién da más planes sociales. Se debe buscar que cada vez haya menos. Hay que eliminarlos dando trabajo digno a la gente. Se debe incentivar a los empresarios para que quieran invertir”, afirmó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin