La Constitución enriqueció al país, su olvido lo empobreció.

Consejero Académico en Libertad y Progreso

Enrique Blasco Garma en el Primero de la Mañana. Con el cumplimiento de la Constitución de 1983 pasamos a ser uno de los países más ricos del mundo en 1920. La Constitución permite que cada uno haga lo que más le conviene y eso es más productivo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin